Who doesn't like unsolicited advice by a total stranger?

Mi experiencia

Tras hablar en los últimos posts sobre el derecho de cada mujer a decidir si dar el pecho o no y ofrecer un breve análisis del estado de la lactancia en el mundo, creo que es necesario que haga un post más personal sobre mi experiencia. He de decir que era bastante reacia a hacerlo. Me temo que soy una de esas mamás que lo tuvo fácil. Verás, he estado amamantando a mi peque por más de dos años, sin sufrir ningún problema importante (como mastitis o dolor de espalda). Es verdad que a veces me siento un poco cansada de que mi cuerpo no sea solo mío, pero está muy lejos de ser aversión a la lactancia materna. Me decidí a escribir sobre mi experiencia porque leer historias de partos positivas y realistas me ayudó mucho cuando estaba embarazada.

La verdad es que ser madre nunca entró en mis planes. Al crecer solo jugué con muñecas porque las otras niñas lo hacían. Cuando conocí a mi marido y nos fuimos a vivir juntos, algo cambió dentro de mí. Me volví bastante maternal. Primero un perro. Después, un gato. Otro gatito que no sobrevivió. Una gata. Y finalmente, decidimos tener un bebé. Este proceso de rescate de animales coincidió con mi descubrimiento de la nutrición. Empecé a leer todos los libros populares sobre nutrición. Algunos de ellos hablaron sobre los beneficios de la lactancia materna. Pensé que si llegado el día, lo probaría.
Nos quedamos embarazados bastante pronto y siendo como soy, me leí TODOS los libros. Aprendí sobre lactancia materna, la mastitis, tetinas, diferentes posiciones para la lactancia materna, cuentos de la abuela y leyendas urbanas erróneas… Me comprometí a amamantar a mi bebé durante el primer año (exclusivamente hasta los 6 meses). No fue un objetivo impuesto. Fue más un deseo. Amamantaría tanto como pudiese, y el bebé quisiese.
La otra cosa que aprendí a través de mi lectura es la importancia de amamantar en público. De hecho, creo que solo vi a una mujer amamantando a su bebé en mi vida (gracias a esa madre al azar en el supermercado). Si tuviera que hacerlo, quería amamantar sin pedir disculpas. No iría a otra habitación. No dejaría de ir a un café. Esto no quiere decir que quisiese ser la chica del póster para la lactancia materna. Solo quería lo mejor para mi bebé. Estaría feliz de responder cualquier pregunta o de extraños. Pero no estaría diciendo que otras mamás, o futuras mamás, qué hacer con sus cuerpos.
Debo decir que estoy contenta con toda la investigación que hice. Desafortunadamente, no todos los profesionales médicos están muy educados en esta materia. Justo después de dar a luz, una enfermera me dijo que no podría amamantar porque mis pezones no estaban salidos. No sabía si reír o llorar pensando en todas las madres primerizas que oyen estos comentarios y piensan que no son capaces de amamantar a sus hijos por la forma de sus pezones. Gracias a Dios por la matrona que nos ayudó con el primer agarre.
A mi peque, ahora con dos años, le encanta amamantar. Estoy segura de que está más al pecho incluso ahora que algunos recién nacidos. Todavía amamantamos a demanda. De recién nacido, esto significaba TODO EL TIEMPO. Luego, fue como cada hora, luego cada dos horas … Ahora tenemos tres o cuatro tomas grandes durante el día, junto con algunas mini tomas si está frustrado, triste o necesita contacto.
Mencioné antes que fui muy afortunada ya que no tuve ningún problema, ni dolor, ni infección. También tuve la suerte de poder trabajar desde casa. Soy consciente de que esta es una gran ventaja. En España, la baja por maternidad es de aproximadamente tres meses. Puedes sumar tus vacaciones del año anterior y actual y extenderlas a seis meses. Muchas madres vuelven al trabajo cuando el bebé tiene un mes y medio. Esto hace que amamantar sea más difícil (¡no imposible! No quiero desanimarte). Como dije, tuve la suerte de trabajar desde casa. Mi bebé al pecho y yo en el ordenador. No sé si hubiera podido hacer esto por tanto tiempo si este no fuera el caso.

Sé que soy una privilegiada y quiero reconocerlo, porque esta es la razón principal por la cual muchas mujeres dejan de amamantar: falta de información y apoyo combinado con horas de trabajo imposibles.
¿Cuál es tu experiencia con la lactancia materna?

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

%d bloggers like this: